Aceleran por primera vez una reacción química mediante campos eléctricos

alice-photo | Shutterstock You're the one that I want no es cualquier canción. Es el distintivo de una generación, que vio en la historia amorosa de John Travolta y O. Newton-John la disculpa idónea para ponerse a danzar en guateques, karaokes y fiestas populares. El baile al fin se ha trasladado a la ciencia. Y es que al grito de it's electrifyin'!, un equipo de estudiosos australianos y españoles ha emulado al rebelde Danny para ocupar de electricidad el planeta de la química. Su trabajo, publicado en la gaceta Nature, ha probado por vez primera que es posible apresurar una reacción química a través de el empleo de campos eléctricos externos.El sueño de los químicos es apresurar las reacciones químicas (menos las explosivas) y hacerlas selectivas, un reto que semeja probar este trabajo La reacción química escogida por los científicos fue la reacción de Diels-Alder, entre las más esenciales de la química orgánica. Es una reacción que se usa para fabricar abundantes medicamentos o bien en la síntesis de polímeros, explica a Hipertextual I. D., estudioso de la Universitat de Barna y entre los autores del estudio. El uso de los campos eléctricos externos ha tolerado multiplicar por 5 la velocidad de esta reacción química, un desenlace que, conforme D., dejará desarrollar reacciones químicas de esta clase de una forma más veloz, limpia y económica. La reacción de Diels-Alder es capital en la síntesis de productos orgánicos, típicamente ciclos de átomos de carbono con sustituyentes, aclara Florentino Borondo, catedrático de Química de la Universidad Autónoma de la villa de Madrid. Su relevancia es de semejante extensión que sus descubridores, Otto Diels y Kurt Alder, recibieron el Premio Nobel en mil novecientos cincuenta. Borondo apunta a este medio que buena parte de la química orgánica sintética se fundamenta en ella pues da un enorme control sobre la estereoquímica (la predisposición relativa de los átomos). Supervisar la velocidad de una reacción química como la de Diels-Alder es ya posible a través de otros métodos de catálisis, como la adición de compuestos químicos o bien el empleo de láseres. No obstante, conforme el maestro de la UAM, esta última estrategia es costosa y bien difícil de incorporar. I. D. comenta que existen reacciones químicas de tipo redox que son inducidas por campos eléctricos externos. Mas esta es la primera vez que se ha conseguido probar experimentalmente que en una reacción química no redox es posible apresurar la generación de productos aplicando un voltaje entre 2 puntos. Borondo agrega que en la bibliografía existían muchos rastros de que esto era posible, con lo que la idea ya había circulado por ahí. El catedrático de Química mantiene que el estudio prueba esa posibilidad en ambientes nano. Una idea asimismo compartida por Nazario M., catedrático de Química Orgánica de la Universidad Complutense de la capital de España, que aclara que las patentizas experimentales que muestran semejan bastante concluyentes, si bien dejen interrogantes abiertos. A su juicio, el trabajo es interesante, en tanto que la catálisis electrostática de este género no ha sido demasiado explorada por los químicos orgánicos. Los desenlaces, que en opinión de Borondo tienen una suma importancia a nivel de conocimiento esencial, no dejan por el momento trasladar esta aplicación a escala industrial. Por el momento no se puede abrir una factoría con el procedimiento, aclara Borondo a Hipertextual. M., por otra parte, apunta que la prueba de término se ha efectuado a nivel de una molécula, con lo que en el futuro se va a deber demostrar que este procedimiento asimismo marcha en la parte macroscópica y explorar su utilidad en reacciones químicas similares. Conforme D., las conclusiones del estudio sí podrían en el futuro progresar procesos como el desarrollo de medicamentos o bien la síntesis de polímeros para la construcción. Y es que, como concluye el científico de la UAM, el sueño de los químicos es apresurar las reacciones químicas (menos las explosivas) y hacerlas selectivas. Un sueño que el día de hoy se empapa de la banda sonora de Grease para lograrlo.

Related posts