Cómo distinguirse en un mercado saturado como el de las gafas de sol

La idea brotó un día de julio de dos mil doce, en una charla de cuatro amigos reunidos en la villa de Madrid. “Yo creo que las lentes de sol de espéculo pegarán este verano”, afirmó Eduardo Jones. Era lo único que sabían del campo, mas ello no fue impedimento a fin de que estos compañeros del doble grado de Derecho y Administración de Empresas, se animaran para formar Mr Boho. Aprovecharon para el nombre una expresión anglosajona (boho chic) con la que se menciona a estilismos de inspiración bohemia y hippy, con un toque de glamour, a costos accesibles. El logo es un semblante configurado por unas lentes de sol, un bigote y un bombín que se asocia al Mr y dota de personalidad a la marca.Empezaron en dos mil trece como un negocio local, mas el triunfo fue definitivo desde el comienzo. Su gran apuesta fue encargar la fabricación de cinco mil quinientos unidades de lentes tras vender las seiscientos primeras. Hicieron bien, por el hecho de que ese año vendieron más de veinte lentes solo en España, lo que les animó a meditar pronto en otros mercados. Hoy, la marca vende noventa unidades de lentes de sol por año –con noventa y nueve referencias- y veinte relojes, complemento que incorporaron más tarde.

Related posts