Cómo gestionar un sex shop online

Desde vibradores o bien lubrificantes hasta bolas chinas, pasando por ropa interior y cualquier otro artículo erótico que se te pueda ocurrir; para jugar solo o bien en pareja, y desde el centro de la urbe o bien en el pico más alto de la montaña… El catálogo y las posibilidades que ofrecen los sex shop on line son tan extensos y variados que no es de extrañar que se haya transformado en entre los de los ámbitos con más desarrollo del comercio virtual en los últimos tiempos, un veinticinco por ciento anual, conforme datos del Foro de discusión de Economía Digital.Esta organización tiene registradas en su panel unas noventa y ocho empresas “que, calculamos, representan el setenta por ciento del sector”, explica Roberto Palencia, directivo del foro de discusión, quien agrega 3 aspectos relevantes de la subcategoría de los juguetes sexuales, que abarca en salud y belleza: “Es de los que sostiene un nivel más alto de lealtad de clientes del servicio, duplica el acreciento en el empleo de dispositivos móviles de otros ámbitos más punteros como viajes o bien electrónica y su ticket medio está en un rango de 50/70 euros”.Pero, ¿cuáles son las razones del desarrollo que experimenta esta actividad empresarial? Esencialmente, cuatro:Cambio cultural. La salud sexual es un tema cada vez menos discutido, lo vemos aun en la TV donde se charla claramente de juguetes sexuales en anuncios que apelan prácticamente a todos y cada uno de los públicos.Discreción y anonimato. La adquisición en línea favorece la discreción y el anonimato al límite, algo que no se logra con la tienda física. Si bien es verdad que cada vez está más normalizado, bastante gente aún prefiere guardar sus preferencias sexuales para la amedrentad de su dormitorio. Todos y cada uno de los sex shop on-line garantizan al límite esta discreción tanto en la entrega (en la mayor parte de los casos, ni el mensajero sabe qué está entregando) como, habitualmente, aun en el pago. De la necesidad de anonimato da buena cuenta el hecho de que no todos y cada uno de los emprendedores que aparecen en este documental han accedido a dejarse retratar.Asesoramiento adaptado. Esta es otra de las bazas. Entre las incesantes de estas plataformas es la posibilidad de conseguir asesoramiento adaptado y prudente sobre la pertinencia y empleo de los juguetes sexuales que se promocionan. Algo que, nuevamente, resulta considerablemente más incómodo hacer en las tiendas físicas. Ahora bien, como apunta David Boada, directivo y fundador de Vibralia.com, por las especiales peculiaridades del producto, “el asesoramiento demanda un conocimiento profundo del mismo: no solo sobre sus cualidades técnicas sino más bien sobre las sensaciones, texturas, olores…

Related posts