¿Decreces con la gravedad? Lo que nos puede enseñar el astronauta Scott Kelly

NASA/Robert Markowitz (Wikimedia) El regreso de Scott Kelly a la Tierra era entre las noticias más aguardadas. El astronauta completaba de esta forma trescientos cuarenta días en órbita en la misión Un año en el espacio de la NASA. Esta iniciativa tenía como objetivo entender el impacto de los viajes espaciales de larga duración sobre los cosmonautas y, particularmente, determinar los efectos de la gravedad cero y la radiación. El primer dato difundido tras la vuelta a la Tierra de Kelly ha ocasionado sorpresa. El de Norteamérica ha aumentado su estatura en 5 centímetros. Pese al revuelo generado, la nueva no es nueva. Una investigación de la NASA de dos mil trece ya señalaba que los astronautas medraban un tres por ciento en órbita a consecuencia de los efectos de la microgravedad. Tras retornar a nuestro planeta, los cosmonautas recobran su estatura normal. Mas el dato es, indudablemente, intrigante. ¿A qué se debe el cambio en la altura? ¿Puede tener consecuencias sobre la salud de los habitantes de la Estación Espacial Internacional.

Los astronautas medran un tres por ciento a bordo de la ISS

Con la meta de contestar a estas preguntas, la NASA lanzó el proyecto Spinal Ultrasound hace ahora 3 años. Distintos ensayos de esta investigación pretenden recoger a través de el dispositivo Ultrasound dos datos cuantitativos sobre el cambio en la estatura de los astronautas. Los desenlaces del estudio podrían ser aplicados para mejor la comodidad de los cosmonautas a bordo de la ISS, aparte de ofrecer pistas interesantes para las personas que prosiguen en la Tierra y que padecen de molestos dolores de espalda. Los astronautas Luca Parmitano y Chris Cassidy usando el dispositivo de ultrasonidos de la ISS. Fuente: NASA (Wikimedia) Un trabajo que, en palabras de Scott A. Dulchavsky, líder de la investigación, supone un enorme reto puesto que jamás se habían efectuado pruebas de ultrasonidos tan complicadas en la Estación Espacial Internacional. Los desenlaces de los estudios sobre el organismo de Scott Kelly asimismo dejarán a las agencias espaciales a preparar mejor viajes más largos, como los que podrían planearse, por poner un ejemplo, si cualquier día se manda una misión tripulada a M..

¿Menguamos por la gravedad?

El cambio en la estatura de Scott Kelly a bordo de la ISS nos propón un nuevo interrogante. ¿Quizá menguamos en la Tierra por efecto de la gravedad? O bien, como cantasen Fito y Fitipaldis, 2 ancianos encorvados semeja que la tierra los llama. ¿Es verdad que nuestra altura se reduce conforme nos hacemos mayores? ¿Quizá nos volvemos más bajos a lo largo de diferentes horas del día? La respuesta a las dos preguntas es afirmativa, mas por razones diferentes. En el momento en que cumplimos cuarenta años, nuestra estatura mengua una media de dos,54 centímetros En el primer caso, es verdad que los ancianos se encogen. El envejecimiento está socio asimismo con la aparición de la osteoporosis. Esta enfermedad provoca una pérdida de la masa de nuestros huesos, que se vuelven más débiles. Como consecuencia, conforme explican desde la Fundación Nacional de Osteoporosis de U.S.A., se desarrollan síntomas como las fracturas óseas, la reducción de la estatura y la cifosis, denominación que se emplea para charlar de la curvatura de la columna vertebral. En verdad la pérdida de altura puede señalar rupturas de huesos asintomáticas y la presencia de osteoporosis en pacientes no diagnosticados, conforme una investigación publicado en la gaceta Bone en dos mil once. Avejentar, conforme la Universidad de Harvard, hace que perdamos una media de dos,54 centímetros desde el momento en que cumplimos cuarenta años. Las fracturas en la columna causa esta reducción de la estatura. Un inconveniente que, unido a la cifosis, puede crear problemas de espalda y pérdida en la capacidad respiratoria de los ancianos. Para solucionarlo, los especialistas aconsejan progresar nuestra postura y practicar ejercicios físicos que robustezcan los músculos de la espalda. Normalmente, sostenerse activo es la mejor manera de sostener nuestros huesos en una condición perfecta, aparte de no olvidarse de tomar calcio y vitamina D. Ocskay Bence | Shutterstock ¿Mas la gravedad puede reducir nuestra altura? Por sorprendente que parezca, sí. Al acostarnos a la noche, la estatura es menor que en el momento en que nos levantamos al día después. Una investigación publicado en la gaceta Annals of Human Biology midió a un pequeño a lo largo de trescientos veintiocho días al amanecer y al anochecer. Los desenlaces del trabajo probaron que el chaval veía reducida su altura en prácticamente un centímetro, una minoración afín a la encontrada en 3 mediciones efectuadas una vez que el joven se echase siestas de 2 o bien 3 horas. Es esencial resaltar, no obstante, que estas conclusiones se consiguieron al examinar a un único voluntario y no a una muestra más grande para que la reducción de un centímetro sea extrapolada a toda la población. A lo largo del día nuestra estatura puede reducir de 1 a dos,5 centímetros por la presión que ejercita la gravedad sobre la columna vertebralLa alteración diurna de la estatura, de la misma manera que ocurre con el peso, se debe a la presión que ejercita la gravedad sobre nuestra columna vertebral. A lo largo del día, la distancia entre las vértebras se reduce, el tejido de los discos se vuelve más flexible y el agua asimismo se reduce, como apuntaron científicos de la Universidad de Bristol. Como consecuencia, las vértebras de la columna se comprimen provocando una minoración de nuestra altura. Mas estos cambios se recobran a lo largo de la noche e inclusive tras dormir una siesta, donde recobramos la estatura normal. Las alteraciones, conforme apunta Francis Villatoro en su weblog, asimismo son responsables de que los pequeños medren tras una enfermedad -a consecuencia, como podríamos suponer, de largos reposos en la cama-. Las diferencias en nuestra estatura, provocadas por las modificaciones en la columna vertebral, aparecen tanto en el astronauta Scott Kelly como en nosotros mismos a lo largo del día o bien en el momento en que nos hacemos mayores. Las razones son, no obstante, diferentes. El impacto de la gravedad o bien de la microgravedad puede ocasionar un incremento o bien una reducción de nuestra altura. No obstante, las personas mayores encogen a consecuencia del propio envejecimiento y de los inconvenientes óseos socios. Mas el estudio de estas curiosidades, como los impulsados en la ISS, pueden prosperar el cuidado de la salud para eludir, por poner un ejemplo, los dolores de espalda.

Related posts