La disfunción eréctil no es el fin del mundo

Tener problemas de erección es algo que puede resultar muy traumático para los hombres. Además de la dificultad fisiológica, la presión psicológica que esto acarrea hace que en muchos casos, la disfunción eréctil sea vuelva más complicado de lo que es en realidad…

La mente humana es muy poderosa, y si los pensamientos negativos guían el estado de salud de la persona, puede llegar a enfermarla gravemente. Se debe aprender a ser práctico y objetivo.

¿Qué hacer ante el primer síntoma de impotencia?

La disfunción eréctil ataca de sorpresa. No es algo que se pueda prevenir con síntomas externos, así que el primer síntoma de la impotencia es la impotencia misma. Esto quiere decir, que cuando el hombre falla por primera vez en la intimidad, debe prestar atención a todo su entorno, como por ejemplo: ¿está la temperatura muy baja?

Se necesita atender todos estos detalles, para poder descartar que el problema sea externo. En muchos casos el hombre modifica ciertos hábitos dañinos que estuvieron dificultándole el tener una erección.

Cuando el problema no es externo

No siempre basta con subir la temperatura de la habitación o cambiar las sabanas. Si luego de modificar lo que pueda estar molestando en la intimidad, se debe pasar a chequear los síntomas internos.

¿Mucho estrés en el trabajo? ¿Se ha muerto un familiar cercano? ¿Están planeando una mudanza?

Estos factores también juegan un papel muy importante a la hora de sufrir de disfunción eréctil. Cuando un hombre está bajó mucha presión a veces no nota que esta le está afectando físicamente, no suelen relacionar disfunción eréctil con estrés.

Cuando acudir al medico

La decisión de cuando es necesario ir con un médico es algo muy personal. Así como para muchos es lo primero que se debe hacer, a veces lo más inteligente es esperar unos días. En tanto hay que atacar los factores externos que puedan estar causando el problema.

Creo que lo ideal es esperar unos 15 o 20 días. Es la única manera de poder determinar si el fallo no fue aislado y que no puede ser solucionado naturalmente. De igual manera, el hombre debe buscar la forma de mantener la calma y no hacer del problema un alboroto mayor en su mente.

La disfunción eréctil es más difícil cuando se está solo

Tristemente, las estadísticas señalan que la disfunción eréctil es más complicada a nivel psicológico si el hombre que la sufre está soltero. Cuando se cuenta con el apoyo de una pareja es más fácil salir adelante y superar la disfunción eréctil. Por supuesto, hablamos de una pareja que lo comprenda y apoye realmente, sin presionarlo ni humillarlo.

Si estas soltero, busca apoyo en alguien cercano

Esta es la parte más difícil para el hombre. Admitirle su problema a otra persona que no sea su pareja. Pero es importante sacarse todo de adentro. Es mucho el peso psicológico y puede ser esta la única manera de poder conseguir una solución efectiva.

Tampoco estará demás el buscar ayuda psicológica, pero ya eso queda de parte del criterio personal del hombre.

La impotencia es pasajera

Para concluir, lo único que se necesita tener presente durante esta difícil etapa, es que en el 95% de los casos, la impotencia es un problema pasajero. También se debe desmentir la creencia de que solo le ocurre a hombres mayores.

Afortunadamente, existen muchos tratamientos efectivos para volver a tener erecciones potentes y asi recuperar una vida íntima satisfactoria, puedes leer más en esta página.

Como ya se ha dicho anteriormente, la disfunción eréctil no es el fin del mundo. Así que mientras más rápido se ataque, más rápido se corrige.

Related posts