La Ventaja de los Operadores Móviles Virtuales

De unos años a ahora han ido saliendo cada vez más y más operadores móviles virtuales en nuestro país y su implantación en la red de clientes de telefonía móvil es cada vez más profunda. Pero ¿qué son este tipo de operadores y qué les distingue de los operadores móvil clásicos?

operadoras moviles virtuales

Los operadores móvil virtuales (OMVs) son compañías que no tienen red propia y que, por tanto, recurren a la cobertura de otra empresa que sí tienen red propia (siendo en nuestro país las compañía de Movistar, Vodafone, Orange y Yoigo). Cada día hay más clientes que confían en este tipo de operadores ya que, en muchos casos, supone un ahorro mayor a largo plazo en nuestras tarifas y facturas.

No es sorprendente que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en sus resultados oficiales sobre usuarios de móvil y portabilidad muestre mes tras mes la migración de clientes de las compañías con red a los OMVs. De hecho, los resultados correspondientes a 2014 muestran pérdidas de hasta 300.000 líneas para Movistar y casi 775.000 líneas para Vodafone y ganancias menores que otros años para Orange y Yoigo (420.000 y 124.000 líneas) mientras que las OMVs han sumado un total de más de 1.700.000 nuevas altas. Tampoco es sorprendente que las grandes compañías, viendo esta sangría, decidan subirse al carro creando sus propias OMVs de marca blanca. Así pues, tenemos Tuenti Móvil para Movistar, Lowi y ONO para Vodafone o Amena y Simyo para Orange.

Las ventajas de este tipo de operadores varían de operador en operador y como clientes debemos pensar cuál se ajusta más a nuestras necesidades. En general las OMV ofrecen un producto más sencillo con tarifas simples y tarifas para aquellos que quieren hablar y aquellos que lo utilizan más para navegar. Estas tarifas están enfocadas al ahorro y gozan de la cobertura de las compañías con red clásicas. En algunos casos, como el de Pepephone, si bajan las tarifas, aplican estas tarifas primero a los clientes antiguos y no a los nuevos.

Además, las OMVs no ofrecen los clásicos contratos leoninos en el que hay permanencias de hasta 24 meses y penalizaciones si te vas antes de tiempo. Esto lo consiguen debido a que no realizan la maniobra de subvencionar un teléfono, que tan atractiva es al principio y tanto se paga en el largo plazo. Algunas ofrecen móviles con algo de descuento o terminales libres pero no te atan a la compañía vendiéndote un móvil a precio reducido a cambio de una tarifa elevada.

Finalmente, se caracterizan por un trato más personal y una atención más buena. Suelen tener atención al cliente clásica así como mayor implantación e interacción en las redes sociales. Sus agentes tienen potestad para realizar todo tipo de cambios y consultas y te atienden igual tanto si deseas darte de alta como si deseas irte a otra compañía.

No es de extrañar que cada vez gocen de un mayor número de usuarios debido al mayor mimo con el que cuidan a sus clientes. En otras palabras, se preocupan de mantener su cartera de clientes en lugar de atraparlos y luego ignorarlos y no ofrecerles las mismas ventajas y tarifas que a los nuevos.

Si estás pensando en hacerte cliente de una OMV, te aconsejamos que visites las webs de las diferentes empresas, te informes y elijas aquella que prefieras. En este momento las más importantes por número de clientes son Simyo, LycaMobile, Lebara Mobile, Llamaya, Digimobil y Euskaltel y poco a poco otras como Pepephone, R Móvil o Eroski Móvil están tomando mayor protagonismo. ¿A qué esperas para pasarte a una OMV?

Related posts