Telecos, adblocking y neutralidad de la red: tenemos que hablar

Maldita publicidad. O bien bendita, conforme se mire. Una buena parte de los contenidos a los que accedemos diariamente están libres de forma gratis por el hecho de que junto a ellos se muestran distintos anuncios promocionales. El modelo ha funcionado a lo largo de años, mas su futuro es poco a poco más comprometido. Primero fueron servicios como AdBlock Plus y afines que evitan que la maldita (o bien bendita, insisto) publicidad nos moleste en nuestras sesiones de navegación. Entonces fueron ideas como la de Apple en iOS nueve y su Safari coche-bloqueante. Ahora llega un nuevo protagonista: el bloqueo de publicidad en móviles que están proponiendo múltiples operadoras de telecomunicaciones y que con esto reabren el discute sobre la neutralidad en internet.

Shine va un paso alén de AdBlock Plus

En primavera del año pasado descubríamos a una compañía llamada Shine, una startup israelí que empezó a desarrollar software antivirus para móviles inteligentes en dos mil once mas que descubrió que aquello no era lo propio. Como explicaba Roi Carthy, Chief Marketing Officer de la firma, descubrieron que la publicidad se comporta como el malware. La tecnología y la metodología es exactamente la misma, mas en el caso de la publicidad la idea es centrarse en el targeting. La compañía se percató de que su trabajo en el terreno del malware les dejaba amoldarse a la manera en la que la publicidad llegaba a los dispositivos móviles, y que esa capacidad dejaba bloquear la llegada de los anuncios a estos dispositivos. Para la compañía las ventajas para el usuario son brutales, y conforme la zona geográfica la publicidad puede llegar a suponer entre el diez y el cincuenta por ciento de los planes de datos contratados por los usuarios. La gráfica mostrada acá podría parecer exagerada, mas el estudio del comportamiento de las webs en navegadores de escritorio lanzaba conclusiones afines. Descargamos menos datos y dismuyen los tiempos de carga, mas eso tiene un costo para las publicaciones, por supuesto: los ingresos que produce la publicidad dejan de estar libres, lo que puede terminar siendo determinante para el futuro de estos negocios. En AdBlock Plus defienden su alegato señalando que en publicidad hay buenas y malas prácticas, y que hay publicidad que es ventajosa para los usuarios. Ellos se postulan como filtro de esa publicidad buena (o bien admisible, como la llaman ), mas eso sí, lo hacen cuando la publicación interesada paga parte de los ingresos promocionales que consigue -con publicidad que cumpla sus criterios-. Si bien en AdBlock señalan que esa cuota es gratis para sitios pequeños, las grandes empresas pueden tener que llegar a abonar hasta un treinta por ciento de esos ingresos conforme Business Insider, que hace un año ya señalaba que empresas como Google, Microsoft o bien Amazon pagaban esa cuota a AdBlock Plus para poder estar en esas listas blancas con publicidad admisible. La filosofía de AdBlock Plus y de otras soluciones afines como Ghostery se centra en el empleo de una extensión en nuestros navegadores, lo que en determinada medida deja al usuario como responsable último de ese bloqueo. Las cosas podrían mudar con el planteamiento de Shine y de las operadoras, que bloquearían la aparición de los anuncios desde esos enormes centros de datos. El usuario, como mucho, podría tener derecho a activar la opción si viene desactivada por defecto (opt-in) o bien lo opuesto (opt-out).

A las operadoras les agrada el alegato de AdBlock Plus

El enfoque de esas operadoras de las que hemos hablado semeja ser realmente afín al de AdBlock Plus. Estos gigantes de las telecomunicaciones podrían implanar el servicio como una alternativa premium -el usuario paga una cuota mensual o bien anual y se libra de publicidad en sus terminales- o bien podrían ofrecerla de forma gratis en tanto que al desactivarse la publicidad los usuarios descargarán menos datos y en consecuencia utilizarán menos la infraestructura de la operadora. A la operadora, lógicamente, eso no le favorece especialmente: una parte del desarrollo de las operadoras móviles se fundamenta en esos bonos de datos auxiliares que los clientes del servicio contratan pues se les han acabado los datos antes que concluya el periodo de facturación. Con esa medida y el bloqueo de anuncios los usuarios van a poder acceder a más contenidos por exactamente el mismo coste, y exactamente esta es una de los beneficios diferenciales de las propuestas de operadoras que incorporen estos sistemas. Mas como es lógico, las operadoras que asistan a ese modelo tienen un as en la manga que lógicamente van a poder o bien no aprovechar: el de desbloquear la publicidad que como en el caso de AdBlock Plus consideren admisible. Eso dejaría a los autores de contenidos proseguir mostrando publicidad como forma de que los usuarios accedan a esos contenidos gratis, mas reduciría sus márgenes. La operadora Digicel con sede en Jamaica ha sido la primera en entregar el paso y llegar a un pacto con Shine: trece,6 millones de clientes del servicio podrían verse perjudicados por un sistema que bloquea los anuncios display y la propaganda de vídeo tanto en los navegadores como en las aplicaciones. Esto último es singularmente resaltable pues hasta el momento los adblockers se centraban en nuestros navegadores, mas en los móviles inteligentes una buena parte de los anuncios que recibimos se muestran en aplicaciones y juegos que dejan utilizarlos gratis siempre que se muestre esa publicidad. Otra nota interesante: Digicel desplegará el sistema de forma nativa y va a estar preactivada para los clientes del servicio de la operadora, si bien sus responsables aseveraban que sus suscriptores van a tener acceso a una alternativa para desactivar el bloqueo, en un caso más de una filosofía 'opt-out' al inconveniente. Como señalaban en Business Insider, las compañías que deseen enseñar su publicidad y pasar el bloqueo deberán abonar. Google, por poner un ejemplo, debería firmar un pacto y un código de conducta para no enseñar publicidad que podría considerarse mala para los clientes del servicio de Digicel, y desde ahí cedería una parte de sus ingresos a Digicel. El máximo responsable de esta operadora, Denis O'Brien, declaraba entonces lo que esta medida significa: Se fundamenta en darles a los clientes del servicio la mejor experiencia de usuario y en conseguir acceso a la banda ancha a los que no están conectados, permitiéndoles beneficiarse de las ocasiones que eso brinda. Empresas como Google, Yahoo o bien Fb charlan en grande y alardean al impulsar la idea del ancho de banda pra todos, mas no invierten en ello. En vez de eso se aprovechan de los sacrificios y también inversiones de operadoras de red como Digicel para conseguir dinero solas. Si el alegato de O'Brien os suena es por algo: C. Alierta lleva años tratando de proteger ese razonamiento y quejándose a la UE a fin de que modifique la regulación actual y haga que las grandes de la tecnología paguen por aprovechar la infraestructura de red que Telefónica ofrece, algo que por poner un ejemplo los responsables de Mozilla Firefox criticaban en la entrevista que les hicimos el año pasado. Otras operadoras como O2 o bien EE (la operadora móvil más esencial en el R. Unido con veintiocho millones de clientes del servicio) semejan estar en conversaciones con Shine sobre la posible utilización de la tecnología de Shine mas por el momento no ha habido pactos terminantes a este respecto, mas tanto esas operadoras como todas las otras tienen en esta clase de desarrollo una potencial respuesta técnica para hacerle daño a Google y otras grandes de la publicidad on line y móvil donde más les duele. The Financial Times charlaba el año pasado de de qué manera una enorme operadora europea estaba en conversaciones asimismo con Shine para implantar esta tecnología y hacerlo, como en el caso de Digicel de forma predeterminada: de pronto los usuarios dejarían de ver publicidad en sus terminales… salvo que las compañías que la sirven pasasen por el aro firmasen un pacto con esas operadoras a fin de que desbloquearan su publicidad a cambio de parte de esos ingresos promocionales.

Related posts